• HOME
  • NOSOTROS
  • PROGRAMAS
  • BLOG
  • El Rumpy se emociona hablando de amor y de sus ídolos

    El reconocido locutor radial es el nuevo invitado a responder las cien preguntas de nuestro cuestionario.

    Roberto Andrés Artiagoitia Alti, conocido popularmente como "El Rumpy”, es un locutor radial, cineasta y recientemente inauguró su faceta de pintor. Esta semana fue el protagonista de la edición 22 de #100Súbela y respondió las preguntas que le hizo Humberto Sichel.

    En un estado primaveral eufórico, el Rumpy dice que fue su padre quien lo apodó así. Sólo pone la alarma a las 6:45 los jueves y el resto de los días no tiene un horario para levantarse. Si tuviera que definir lo que hace profesionalmente, prefiere decir que “hace cosas que son presenciales”.

    Artiagoitia creció en la dictadura militar chilena, lo cual marcó su experiencia en el colegio. “Estuve en muchos colegios, yo era un tipo que me enfrentaba a los compañeros, a la autoridad. Tenía el espacio para hacerlo, era dictadura, mi etapa escolar está marcada por eso. Había que ir en contra, con todo”, recuerda.

    El docente que más lo marcó fue Oscar Pizarro, su profesor jefe y de historia: “Me marcó por su coherencia, por su vida, por su amor hacia la educación hacia mí, hacia mis compañeros”. Otras de las enseñanzas importantes para el Rumpy fue haber sido parte de una organización scout. “Me enseñó a lo colectivo, a pensar en patrullas, a la tropa, al grupo, al trabajo en equipo”, afirma el locutor.

    Una de las maneras por las cuales se entera de la actualidad el Rumpy es a través de Twitter, una red social donde dice que “no peleo, yo opino. Yo no devuelvo cosas”. Recordando que una vez se preguntó en una entrevista por qué la gente no estaba quemando el país, dice que lo primero que él destruiría serían las iglesias: “Un millón por cabeza de cura muerto, tres millones por iglesia quemada. Vengan a cobrar”.

    Como hincha acérrimo del equipo, si el Rumpy quisiera ser un jugador de la Universidad de Chile sería el Matador Salas, uno de los máximos ídolos del club. Con él ha compartido la cancha de tenis en partidos amistosos y dice que le ha confesado su idolatría. Sobre Azul Azul afirma: “Estamos hasta el ñato. Es como hueviar porque hay metro, si ya se metieron por debajo de la tierra”.

    “Me gusta mucho Alfredo Lewin. Yo lo escucho, pero en general el Pirincho a mi me emociona. Es gente que hace radio”, dice sobre las personas que admira en el ámbito radial donde hoy continúa trabajando. Otra de sus labores es ser pintor y recientemente inauguró una exposición.

    Recuerda que le interesó por sus amigos: "Había uno que estaba pintando y yo le digo "Qué lindo" y me dice "Pinta po" y le pregunto que cómo voy a pintar, que lo voy a cagar. El toma la pintura, se la echa en las manos y tapa la pintura y me dice "¿La vai a cagar más que esto?" y desde ahí que me he preocupado de las embarradas que me pego, arreglarlas".

    Para conocer más sobre el Rumpy como sus amores y desamores o su once ideal de la "U" escucha el podcast de #100Súbela a través de iVoox e iTunes y no te pierdas una nueva edición del programa todos los martes a las 22 horas.

    Si no aparece el reproductor intenta actualizar la página

    Comentarios