• HOME
  • NOSOTROS
  • PROGRAMAS
  • BLOG
  • Melodrama, la intimidad de la adolescencia

    En su segundo álbum, Lorde vuelve a capturar nuestros oídos, esta vez de la experiencia de la, a veces, insegura juventud.

    "Adolescencia: viene del latín adolescens: que está en periodo de crecimiento, y es el participio presente del verbo latino adolescere ‘criarse, ir creciendo, estar creciendo, madurar’"

    Entre Pure Heroine, el álbum debut de Lorde y Melodrama, su segundo trabajo de larga duración, han pasado cuatro años. Cuatro años desde que deslumbró al mundo con letras que retrataban el lujo y la fama a través de beats oscuros y potentes. Y en esos cuatro años, ha corrido mucha agua bajo el puente.

    Lorde, hoy de 20 años, volvió con una nueva fiesta y en ella habla sobre relaciones fallidas, decepciones y de ir convirtiéndose en una mujer en busca del balance. Los veinte años, comúnmente, se pasan en carretes, en pensar amores y desamores; también giran en torno a cumplir las expectativas que una misma se exige u otros te demandan.

    We pretend that we just don't care, but we care.

    En Melodrama, todo eso se reparte en un perfecto balance entre las letras y las melodías. En el coro de "Homemade Dynamite", Lorde canta: “Our friends, our drinks, we get inspired, blowing shit up with homemade dynamite”; la fiesta se desata con beats que recuerdan un poco a esa maravillosa obra prima que fue Pure Heroine, pero que ahora se acerca a un pop más convencional gracias a la mano de Jack Antonoff (fun, Bleachers), productor del álbum.

    Al momento de anunciar el lanzamiento de este nuevo trabajo, a mediados de abril, el primer single que conocimos de este segundo trabajo de Lorde fue "Green Light", canción que visibiliza la aflicción de una ruptura, pero que evoca la capacidad de recuperarse de esa quizás primera decepción amorosa.

    En esto de capturar los íntimos momentos, los llorados, los bailados y los a veces emborrachados que definen la adultez, a través de Melodrama, Lorde se consagra como la voz de adolescere: de crecer y aún no haber terminado de aprender.

    Comentarios